Menu
Total

Que es la rotura del ligamento cruzado

0 Comment

Sin duda alguna, una de las lesiones comunes en deportes como el fútbol, es la rotura del ligamento cruzado de la rodilla. De esta lesión te puedes recuperar rápidamente si recibes un tratamiento de fisioterapia en: http://www.valdepenasfisiosalud.com/, luego de que se haya aplicado la solución quirúrgica.

La rodilla es una de las articulaciones más grandes del cuerpo, y también la más compleja, por lo cual es indispensable tener mucho cuidado. Si te interesa conocer lo referente a este tipo de lesión, y cómo se puede recuperar, entonces te invito a que sigas leyendo.

¿En qué consiste?

Siempre es importante saber que esta es una lesión que se produce rápidamente cuando se producen sobreesfuerzos. También por cambios bruscos de ritmo o de dirección de movimiento, por lo cual el ligamento no soporta la presión que se ejerce sobre la articulación y termina por romperse.

Esta se ha convertido con el pasar de los años en una de las lesiones más temidas por muchos deportistas. En especial porque su tiempo de recuperación suele ser bastante largo, puede que no recuperes la movilidad, y en la mayoría de los casos es indispensable una intervención quirúrgica.

¿Cuáles son los síntomas de la lesión?

Es importante tener en cuenta que existen varios síntomas que indican una lesión en ligamento cruzado, como son:

  • Chasquido en la articulación
  • Dolor intenso en la zona
  • Dificultad para apoyar la pierna
  • La articulación de la rodilla se torna inestable
  • No podrás caminar bien
  • Derrame de sangre en la articulación 24 horas luego de la lesión, lo que hace que la rodilla se ponga completamente roja.

Además, con el paso del tiempo esta lesión va produciendo una gran inflamación en la rodilla, por lo cual, es mejor que se reciba atención médica inmediatamente cuando se produce la lesión.

¿Cómo se trata esta lesión?

Es importante tener en cuenta que, en los casos más graves de rotura de ligamentos cruzados, se debe aplicar un tratamiento quirúrgico. Luego de ello, se deben aplicar los siguientes tratamientos para recuperar la articulación:

  • Reposo absoluto
  • Aplicar hielo en la rodilla durante 10 a 15 minutos por 3 días
  • Tener un vendaje de compresión en la rodilla
  • Mantener la pierna elevada siempre que sea posible
  • Caminar con apoyos por lo menos durante una semana

Luego de que ha pasado la primera semana, se puede comenzar a tener un poco de movimientos, y con la rehabilitación por medio de fisioterapia para recuperar la movilidad.